Este portal contiene material sensible de carácter sexual, y por tanto el acceso a él es sólo para personas mayores de edad en su país de residencia.

  • Si usted es menor de edad, por favor, abandone de inmediato esta página.
  • Queda terminantemente prohibido exhibir este material a menores de edad o a cualquier otra persona que pueda resultar ofendida.
  • Al acceder a este material usted admite que lo hace de forma voluntaria , a conciencia y bajo su responsabilidad.
  • Soy mayor de edad y acepto ingresar.
Entrar
Salir

Este website utiliza cookies para ofrecerte una mejor navegación y que los contenidos se puedan adaptar a tus preferencias. Así que si continúas navegando aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para más información puedes consultar la Política de cookies. Más información

Cerrar

Bolas Chinas

7644_funfactory_luna.jpg
29/12/2011

Las bolas de geisha, más conocidas como bolas chinas, son dos bolitas unidas por un cordel en cuyo interior llevan otra bola más pequeña. Con el movimiento, las bolas interiores golpean las exteriores provocando un estímulo placentero y estimulante en la vagina, y ejercitando de forma natural e involuntaria la musculatura del suelo pélvico.

¿Para qué sirven?

Principalmente las bolas de geisha fortalecen la musculatura del suelo pélvico, y como consecuencia: Contribuyen a prevenir la incontinencia urinaria por estrés
Mejoran la sensibilidad vaginal
Contribuyen a un mejor control y conciencia corporal de la zona pélvica.
Potencian la calidad e intensidad de los orgasmos
Ayudan a mantener la lubricación vaginal durante la menopausia.
Facilitan la excitación – y lubricación- si se usan durante una relación sexual

¿Cómo se usan?

Se introducen las dos bolas chinas en la vagina dejando fuera el cordel para podes sacarlas, de manera similar a un tampón).

No es necesario contraer la musculatura para sostenerlas, simplemente hay que dejarlas puestas mientras de está en movimiento ya sea caminando, corriendo, bailando…

El tiempo de uso es variable. Sin embargo es recomendable comenzar poniéndolas no más de 10 minutos, e ir incrementando el tiempo poco a poco conforme la sensación de comodidad mientras se usan aumente.  El tiempo máximo también es variable de una mujer a otra, pero en cualquier caso no seria recomendable llevarlas más de 45 minutos.

Disponemos de un nuevo folleto explicativo sobre bolas chinas y suelo pélvico elaborado por nuestro equipo de psiólogas-sexólogas y fisioterapeuta,  si estás interesad@ en recibirlo ponte en contacto con nosotros clicando aquí.